(Entrevista) Conocer la profundidad del arte y no quedar en la banalidad: Juan Pablo Orozco / La Música En Venas

Photo Kristian Leonardo.
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

De la guitarra eléctrica a la acústica, ha sido el trasegar artistico de Juan Pablo Orozco. Un guitarrista de Cartagena de Indias, que viajó a la ciudad de Bogotá a estudiar música y que hoy, es uno de los referentes nacionales en la ejecución e interpretación de este instrumento de cuerda.

Para la séptima versión del Festival de Guitarra de manera online que se celebrará los días 9, 10 y 11 de octubre de 2020 con transmisión desde su fan page en Facebook, Orozco tendrá una participación especial, ya que que estará interpretando obras que pronto publicará y rindiendo tributo a un gran maestro de la música colombiana.

Conversamos con él y eso nos contó:

La Música En Venas: ¿Cómo llega Juan Pablo Orozco a enamorarse de la guitarra y que guitarristas admira?
Juan Pablo Orozco: Incluso yo mismo me pregunto esto hoy en día. No lo recuerdo con claridad.

Lo que sí recuerdo, es que yo llegué a la guitarra por el rock y por la guitarra clásica. Cuando estaba en el colegio conocí a un joven paisa que escuchaba todos los días un CD del compositor paraguayo Agustín Barrios Mangoré, y estaba iniciando estudios de guitarra clásica, yo para esa época podría tener 11 años, ya tocaba guitarra, pero solo acordes, muy sencillos, y tocaba esas canciones de Nirvana que uno se aprende cuando comienza a tocar, cuando comienzas y escuchas rock. Luego, me enteré que un primo en Barranquilla había iniciado estudios de licenciatura en música en la Universidad del Atlántico, y al saber eso comencé a viajar a Barranquilla para tomar clases de guitarra clásica con mi primo (sí, él también tocaba guitarra clásica), él me regaló un CD precisamente con la obra de Mangoré, ¿las cosas de la vida no?, ¡Ah!, también me regaló un cd con varias bandas de Grunge (mi genero favorito de joven).

La Música En Venas: Al ser estudioso del instrumento de cuerda, ¿qué evolución ha tenido dentro de su carrera como interprete y músico?
Juan Pablo Orozco: Pienso que la mayor ganancia ha sido el conocer el arte, me explico: cuando preparas un concierto no solo tienes que pensar en las notas, en la guitarra, tienes que analizar lo que tocas, ponerlo en contexto, profundizar en eso que muchas veces no hondamos por simplemente mover los dedos y tocar, que no está mal, pero la música y el arte es muy profundo, como para reducirlo a un simple ejercicio mecánico instrumental. Y bueno, si hablamos de lo netamente instrumental, pienso que una de las grandes ganancias fue mi desarrollo técnico, yo pasé de tocar frente a mi maestro con un miedo incontrolable, que muchas veces ni me dejaba tocar, a estar en la semifinal de un concurso internacional, ¿me entiendes?, yo jamás pensé tener una carrera internacional, por ejemplo, y mira ahora.

La Música En Venas: Desde su interpretación, ¿qué piezas se deleita tocar?
Juan Pablo Orozco: Yo siempre disfruté el nacionalismo español, yo duré tocando la sonata Op 61 de Joaquin Turina como 3 años, Joaquín Rodrigo era de mis favoritos también, otra música que me gustaba mucho es la obra de Leo Brouwer, el lenguaje contemporáneo me cautivo en gran parte de mi carrera como estudiante. Hoy en día estoy más metido en las músicas nacionales, en su totalidad, conocer las músicas de mi país, mientras estudié en la universidad poco profundicé en las músicas nacionales, ahora disfruto muchísimo interpretarla. Ah, también estoy tocando “jazz” ahora, tengo un trio con dos músicos increíbles, creo que es la primera vez en mi vida que me siento a estudiar la guitarra eléctrica con seriedad, y me gusta muchísimo.

La Música En Venas: Sabemos que tiene un trabajo inspirado en un gran maestro de la música colombiana, ¿Nos puede contar?
Juan Pablo Orozco: Es un homenaje al maestro Adolfo Mejía Navarro, se llama “Luminosidad de Aguas”, es una serie de adaptaciones de distintas obras del maestro llevadas a la guitarra solista, hice alrededor de 17 adaptaciones, de las cuales solo se grabarán 7, hay para distintos formatos, dúo de guitarras, guitarra sola, guitarra y bandola, guitarra y cello. Se lanzará en año que viene, en formato digital.

La Música En Venas: Estará de manera virtual en la séptima versión del Festival de Guitarra, ¿cómo se genera esta invitación y que nos puede adelantar de su show?
Juan Pablo Orozco: A Eduardo Jasbón, el director del festival, lo conozco hace muchos años, y lo considero un gran amigo. La primera vez que toqué en el festival fue en 2015.  Yo recuerdo que, tuve un concierto en el museo nacional de Colombia a mediados de ese año, y yo ese mismo año había estado tocando en el festival FESMUSC, en Brasil, estaba en un momento maravilloso de mi carrera, y Eduardo me vio en el recital en el museo, al yo terminar el recital y salir, me encontré a Eduardo a las afueras del auditorio, y bueno, ese fue el momento en el que me invitó. Para esta versión virtual, fue un poco más de camaradería, yo le escribí porque quería que él tocara en la serie de conciertos que yo dirijo en la Universidad Pedagógica Nacional de Colombia, y así fue, y bueno, él me hizo la invitación a participar en este momento virtual y aquí estamos.

Voy a tocar solo piezas de Adolfo Mejía, para mi participación en esta versión del festival, unas adaptaciones mías y una obra original para guitarra del compositor.

La Música En Venas: ¿qué visión puede comentarnos de los guitarristas de la ciudad de Cartagena de Indias? ¿Hay nivel?
Juan Pablo Orozco: ¡Hay todo el nivel!, yo siempre voy a recomendar que salgan de la ciudad, y esta postura me ha causado criticas innumerables, pero bueno, gajes del oficio. Cartagena es una ciudad increíble, una joya histórica, con una comunidad de talentos que no se ven en otra parte del país y del mundo, pero, si no salimos de la burbuja que la ciudad nos crea, creo que no seremos artistas en todo el sentido de la palabra, en el mundo hay mucha música, muchas culturas por conocer, incluso, salir de la ciudad te hace amarla aún más, a mí me pasó por ejemplo, yo no valoré la ciudad hasta que me fui de ella, supongo que así debía de pasar, conmigo.

Por ejemplo, hay una cantidad de gente que conoce las músicas de la costa caribe en la guitarra de manera increíble, no es mi caso, por ejemplo, yo soy más un producto de la academia musical, a la cual le agradezco todo, pero a mí por ejemplo me faltó (y me falta aún) mucho conocimiento en músicas del caribe, por poner un ejemplo. Ya no estoy tan alejado, porque llegué al momento de mi vida en que me interesaron las músicas que emergen en la región de donde nací. Recomiendo vivir en otras culturas, digo vivir porque de paseo no cuenta, o por lo menos para mí, ¿te imaginas a Adolfo Mejía sin haber vivido en Bogotá?, ¿sin haber viajado a grabar en usa?, ¿sin haber ido a estudiar a Francia con los más grandes impresionistas de la época?, ¿sin haber viajado en un barco de Francia a Brasil huyendo de la segunda guerra mundial?, ¡los artistas necesitan vivir!

La Música En Venas: ¿Qué puede recomendar a los jóvenes artista de la ciudad para que puedan ser ejecutores, intérpretes y artistas de la guitarra?
Juan Pablo Orozco: Leer, ver películas, ir a ver danza, ir al teatro, tocar en tertulias, aprender a respirar, hacer música de cámara, estudiar dirección de orquesta, arreglos, canto, orquestación, no menospreciar ningún tipo de música, apoyar a las agrupaciones y artistas emergentes, y algo muy importante, conocer la profundidad del arte y no quedar en la banalidad con que muchas veces nos cautiva el ejercicio mecánico de la ejecución instrumental. Para el caso puntual de los guitarristas tener un método de estudio serio, riguroso y versátil.

Recomiendo mucho el método de estudio del maestro Herbert Von Karajan.

Por La Música En Venas     @LaMusicaEnVenas

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter