(Disco) Animalejo / Alejandro Gutiérrez

Portada tomada del facebook de Alejandro Gutierrez.
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El compartir la música como una muestra de afecto y de lujo (sin exagerar), fue la manera de cómo llega el arte de cantautor colombiano Alejandro Gutiérrez. Nacido en la ciudad de Medellín, es un multi-instrumentalista y literato apasionado desde un contexto no alquimista, sino desde la sencillez honesta de compilar sonidos, historias, poemarios y demás articulaciones que él, sabe proyectar. (Lee: Alejandro Gutiérrez / Un artista a capa y espada).

Lo conocimos hace unos 6 años aproximadamente al obtener “Elefante Blanco” y “Tus Canciones”, álbumes de estudio que marcaba, quizás el inicio de una carrera como cantautor y más tarde, “Animalejo”, su último disco de ímpetu que ha sido el benéfico multiplicador de historias vivas para el artista y precursor de una ruta musical en Colombia.

Esta tercera placa, es lo que nos lleva a reseñarlo. Una producción autogestionada y generada por Gutiérrez, con 10 canciones bellísimas y 40 minutos de feedback con ley. Todo un carrusel de contrastes sonoros y líricos.

“Cada Mañana” es la primera canción en melancolía. Se describe así misma en cada acorde de la guitarra acústica y la voz llamante, con un mensaje de que “tomes un color de la paleta de colores, y pinta la vida”, para no ser “Ausentes En La Ciudad”. Un segundo track que se menea entre los géneros del bolero, jazz y tango, y la poesía viva en honor a la Soledad. A ese revivir y despertar después de estar cansado de esperar al que merecemos o no, vociferando líneas como: “hay gente que nos mueve sin saber”.

La metáfora y la rimbombancia sonora, se nota en “Fijol, El Calidoso”. Una historia jocosa y genial en que describe a un niño con el sueño de ser un gran jugador de fútbol, quizás a semejanza de ese gran partido en que nos inmiscuidos todos los días en nuestras realidades.

“Mujer & Ego (O Canción Para La Mano Derecha)” es nuestra balada Rock favorita. Es la canción en que él escucha debe descifrar el mensaje oculto, de movimientos sincopados y el valor del egocentrismo no centrado; mientras que “El Tarot De Neruda” es el brinco a las raíces colombianas con tintes de Guabina, Bambuco y Pasillo atañendo y homenajean al maestro Neruda como solo el compositor sabe reconocerlo.

“Te Amé” y “Tengo” son las canciones intimas dadas. Posiblemente son de esas canciones con las que nos identificamos porque nos arriesgamos y/o nos señalan por ser seres inmóviles renuentes ante la derrota… Pero la musa de Alejandro se llamará ¿“Mabel”? siendo la canción número ocho del álbum. ¡Ya ustedes reflexionarán…!

“Mi Guitarra Tucumana” es la canción de alegría a los sonidos suramericanos. Una influencia de barrio proveniente de Argentina en una reinvención colombiana en un folk acústico, finalizando la producción “El Señor De Los Pájaros”. Una pieza literaria musicalizada, una balada no de tristeza sino pequeños cuentos o historias de experiencias sobre un señor, que puede ser usted.

Encuentra a Alejandro Gutiérrez aquí:

Youtube

Texto: La Música En Venas      @LaMusicaEnVenas

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter