(Crónica) Éxtasis en la Segunda Versión del RockaFest / La Música En Venas

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El pronóstico no fue favorable en la consecución final de un evento que tenía mas de 4 meses de planeación. RockaFest dejaba una mala sensación al incumplir una nueva cita musical a un público que gozaba de expectativas y que llegaron a ver y a escuchar música de envergadura.  ¿Se cancelaba o se aplazaba?  La pregunta fue de todos. Pero en todo camino oscuro, siempre hay un rayo de luz que ilumina e ilumino una actividad musical y cultural para la dignificación de la fiebre Rock en la ciudad de Cartagena de Indias que se siente urgida.

Pasadas las horas, el anuncio fue dado a través de las redes sociales: ¡RockaFest Va! Y Dogma Ensayadero Café, fue la casa que acogió dicha actividad, ratificando el compromiso de la Alianza Colombo Francesa para el apoyo de eventos culturales e independientes y la no culpa del percance ya conocido.

La cita se dio a partir de las seis de la tarde, siendo la hora apropiada para aglomerar sensaciones de ideales, credos, arte, diversidad, respeto, tolerancia y sobre todo la responsabilidad del equipo organizador, en sacar un festival adelante y que supo levantarse ante el knock-out dado la noche anterior del 19 de marzo, con una asistencia muy ejemplar y dispuesta a deleitar sus oídos con las bandas a presentarse, señalando que 3 de las ocho bandas dispuestas para el evento como Resh, The Way Out y Cuarentena, no pudieron presentarse por sus itinerarios de vuelo ya adquiridos.

Todo lo anterior, fue resarcido por las bandas restantes, entregando el alma a un público que abarroto el lugar, teniendo una característica muy nula en la ciudad, consistiendo en que fue un evento para todos, donde las familias pudieron disfrutar y convivir de manera sana y respetuosa. 

Respuesta de Medellín, abrió RockFest 2.0 como le llamaban algunos. Canciones como “Alzo Mi Mirada”, “Dime” y “Regreso”, fueron coreadas a la par que la banda daba toda su energía, siendo un show impecable, dando paso a En Mi Lugar de Bogotá, valientes que se enfrentaron a un público que los veía en su primera presentación en la ciudad amurallada y acogida como banda local que con su género del HardCore, dejaron a uno que otro sorprendido por la fuerza brutal con que su música resonaba.

Con más de hora y media de show, Sin Ser Derrotados entra en escena. Retumbando el lugar con canciones como “Perreo”, “Traidores de Su Propia Fe”, “Zombie Sociedad”, entre otras, de su primer EP y a la vez, las nuevas ante un personal extasiado ante tanto nivel musical; siguiéndole Soul In Grace de Medellín, siendo esta su segunda participación, fuerza, brillo, energía, pasión, victoria y entrega es lo que se sintió al ver una banda muy compacta y que esta a la postre de grabar su primer disco de larga duración.

Ya pasadas las once de la noche y con mas de 4 horas de música, la banda local de Trash y Death Metal Devastación, es la encargada de dar el cierre a la segunda versión del RockaFest, en una noche que muchos dudaban y que dejo en alto todo un movimiento cultural y una expectativa forjada para una nueva versión.

Texto: La Música En Venas          @LaMusicaEnVenas

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter