El pronóstico no fue favorable en la consecución final de un evento que tenía mas de 4 meses de planeación. RockaFest dejaba una mala sensación al incumplir una nueva cita musical a un público que gozaba de expectativas y que llegaron a ver y a escuchar música de envergadura.  ¿Se cancelaba o se aplazaba?  La pregunta fue de todos. Pero en todo camino oscuro, siempre hay un rayo de luz que ilumina e ilumino una actividad musical y cultural para la dignificación de la fiebre Rock en la ciudad de Cartagena de Indias que se siente urgida.

Pasadas las horas, el anuncio fue dado a través de las redes sociales: ¡RockaFest Va! Y Dogma Ensayadero Café, fue la casa que acogió dicha actividad, ratificando el compromiso de la Alianza Colombo Francesa para el apoyo de eventos culturales e independientes y la no culpa del percance ya conocido.

La cita se dio a partir de las seis de la tarde, siendo la hora apropiada para aglomerar sensaciones de ideales, credos, arte, diversidad, respeto, tolerancia y sobre todo la responsabilidad del equipo organizador, en sacar un festival adelante y que supo levantarse ante el knock-out dado la noche anterior del 19 de marzo, con una asistencia muy ejemplar y dispuesta a deleitar sus oídos con las bandas a presentarse, señalando que 3 de las ocho bandas dispuestas para el evento como Resh, The Way Out y Cuarentena, no pudieron presentarse por sus itinerarios de vuelo ya adquiridos.

Todo lo anterior, fue resarcido por las bandas restantes, entregando el alma a un público que abarroto el lugar, teniendo una característica muy nula en la ciudad, consistiendo en que fue un evento para todos, donde las familias pudieron disfrutar y convivir de manera sana y respetuosa. 

Respuesta de Medellín, abrió RockFest 2.0 como le llamaban algunos. Canciones como “Alzo Mi Mirada”, “Dime” y “Regreso”, fueron coreadas a la par que la banda daba toda su energía, siendo un show impecable, dando paso a En Mi Lugar de Bogotá, valientes que se enfrentaron a un público que los veía en su primera presentación en la ciudad amurallada y acogida como banda local que con su género del HardCore, dejaron a uno que otro sorprendido por la fuerza brutal con que su música resonaba.

Con más de hora y media de show, Sin Ser Derrotados entra en escena. Retumbando el lugar con canciones como “Perreo”, “Traidores de Su Propia Fe”, “Zombie Sociedad”, entre otras, de su primer EP y a la vez, las nuevas ante un personal extasiado ante tanto nivel musical; siguiéndole Soul In Grace de Medellín, siendo esta su segunda participación, fuerza, brillo, energía, pasión, victoria y entrega es lo que se sintió al ver una banda muy compacta y que esta a la postre de grabar su primer disco de larga duración.

Ya pasadas las once de la noche y con mas de 4 horas de música, la banda local de Trash y Death Metal Devastación, es la encargada de dar el cierre a la segunda versión del RockaFest, en una noche que muchos dudaban y que dejo en alto todo un movimiento cultural y una expectativa forjada para una nueva versión.

Texto: La Música En Venas          @LaMusicaEnVenas